ESTAMOS EN

c/ Las Pozas, local 6 (cerca c/ Mayor), Alcorcón (Madrid)

91 643 09 35

Contacta con nosotros

LA UÑA ENCARNADA Y SUS TRATAMIENTOS

Uno de los principales problemas que vemos a diario en la consulta es la uña del pie encarnada o dolor en los canales ungueales.

Es una patología muy común que afecta a cualquier grupo de edad. Hay personas que viven con este problema de forma constante y tienen que venir a consulta con regularidad.

Tenemos que diferenciar entre las personas que tienen la uña enclavada y que por tanto van a tener signos y síntomas de infección, como es la inflamación del borde ungueal, supuración (pus ) y como no dolor. Y las personas que acuden con dolor en los laterales de la uña pero que no presenta infección, estos pacientes no tienen la uñas clavadas sino que la uña por presión en el canal ungueal hace un heloma (callito) subungueal, muy doloroso.

El problema puede ser debido a muchas causas (genético, mal corte de uñas, forma de la uña, traumatismos, calzado, …)
...
¿Como Puede ayudarme el Podólogo?

Lo primero y más importante es identificar cual es la causa de tu dolor, si la uña esta clavada o tienes un callito subungueal. Si el problemas es la uña clavada se procede con mucha destreza a retirar las espícula clavada sin tocar el tejido blando e inflamado. Si el problema es que tienes callito debajo se procede a retirar la espícula de igual forma que antes y luego se identifica y extrae el callito de abajo.

Si es la primera vez que acudes a un Podólogo por este problema, puedes quedarte bien tranquilo porque el procedimiento no es nada doloroso y en pocos minutos verás tu problema solucionado para comenzar tu actividad de inmediato. Si hubiera algún caso en que el paciente refiriera mucha molestia deponemos de anestesia que pincharíamos en la base del dedo y solucionamos el problema sin causarle dolor al paciente.

Cuando el problema se cronifica y tiene que acudir de forma regular a la consulta disponemos de las técnicas adecuadas para solucionar su problema de forma definitiva, La Cirugía.

El paciente decide operarse y solucionar su problema de forma definitiva. La Cirugía.

La cirugía de la uña se considera una intervención de carácter ambulatorio y menor. Eso quiere decir que el paciente saldrá de la intervención por su propio pie y tiene una duración aproximada de 45 minutos.

Existen diferentes técnicas quirúrgicas y cada una tiene unas ventajas e inconvenientes , por lo tanto es necesario establecer una elección u otra dependiendo de la características del dedo, el paciente y su actividad. Resulta de suma importancia realizar una buena historia clínica de nuestro paciente para conocer su medicación, antecedentes médicos, actividad profesional.

En cualquiera de la las técnicas propuestas en paciente podrá volver a su vida cotidiana de inmediato con ciertas restricciones como por ejemplo: no mojar el pie intervenido hasta que se lo permitamos y no practicar ejercicio físico de impacto durante algún tiempo. A piori no necesita baja médica.

El protocolo de curas se estipula según la opinión de cada profesional, a mi particularmente me gusta hacer un seguimiento continuo porque considero el post-operatorio una parte fundamental del proceso. El tiempo estimado desde la intervención hasta el alta del paciente oscila de las 3 a las 6 semanas dependiendo del tipo de intervención y las características de nuestro paciente.

La frase que más escuchamos de nuestros pacientes es “por que no me habré hecho esto antes”.