ESTAMOS EN

c/ Las Pozas, local 6 (cerca c/ Mayor), Alcorcón (Madrid)

91 643 09 35

Contacta con nosotros

TRATAMIENTO DE CALLOS Y DUREZAS (QUIROPODIA)

Quiropodia: Eliminación de las durezas (hiperqueratosis) y callitos (helomas), además del tratamiento y cuidado de las uñas.

Nuestros pies son los grandes sufridores de nuestro cuerpo, soportan nuestro peso, presiones y fuerzas de rozamiento dentro del calzado.

Sin duda una de las lesiones más frecuente en consulta, es la aparición de durezas en los pies (hiperqueratosis) y callitos (helomas) Las durezas son un mecanismo de protección de nuestros pies para soportar la presión extra en algunas zonas o bien para soportar la fricción dentro del zapato. Las durezas también pueden mostrar al podólogo un patrón de marcha alterado, las lesiones dérmicas que aparecen en nuestro pie nos dan pistas sobre una biomecánica alterada del pie.

Las uñas también están sometidas a las fuerzas de fricción y presión del calzado, lo que hace que vayan cambiando su estructura con el paso de los años y se engrosen o cambien de coloración (Onicodistrofias).

El acto de eliminar las lesiones dérmica de la piel (durezas, callitos, talones secos..) y el cuidado de las uñas se conoce en el lenguaje podológico como Quiropodia..

.

¿Cómo se realiza la quiropodia?

Lo primero es aplicar un desinfectante para la piel y todo el instrumental utilizado en consulta pasa por un riguroso control de esterilización: Ultrasonidos, sellado en bolsas independientes y Autoclave de uso hospitalario.

Primero realizamos un corte correcto y fresado de las uñas que lo requieran, mejorando tanto la coloración como el grosor de las uñas.

A continuación con un bisturí comenzamos quitando las capas más superficiales y duras de la lesión dérmica y una vez hayamos eliminado casi toda la dureza procedemos a limar la zona con un motor eléctrico que actúa como una lima para dejar la superficie lisa y sin imperfecciones. También procedemos en el mismo acto a eliminar el núcleo duro del callito para que deje de molestar.

.

¿Duele la Quiropodia?

La mayoría de los pacientes que viene la primera vez llevan mucho tiempo soportando los dolores de sus callitos porque piensan que les va a doler al quitarlos pero una vez que hemos terminado su frase mas común es “No me ha dolido en absoluto” y “¿Porqué no habré venido antes?  Ya no me duele al apoyar”.

En algunos momentos podría generarse alguna pequeña molestia pero es del todo soportable ya que el dolor es mínimo y de corta duración.